Filtrar por
Uso de la vinoteca
Uso de la vinoteca
OUR PAYMENT MODULE
CMCIC logo
 
Elegir una vinoteca

Hágase las buenas preguntas para encontrar la bodega adecuada.

Acceder

Conservar el vino en una vinoteca es indispensable para preservar sus cualidades. La Sommelière idea y diseña a diario una gran variedad de vinotecas que responden a las necesidades y expectativas de los consumidores: desde vinotecas compactas que ocupan poco espacio hasta grandes vinotecas para guardar cientos de botellas, pasando por vinotecas de servicio e, incluso, vinotecas para el envejecimiento con prestaciones similares a las de una bodega natural, vinotecas para instalar en estancias calefactadas o garajes y vinotecas para integrar en cocinas equipadas, tanto para grandes presupuestos como para aquellos más ajustados... Todas ellas de gran calidad. Elija la suya detenidamente.

Filtros activos

  • Precio: 2.332,00 € - 2.799,00 €
  • Uso de la vinoteca: Envejecimiento

La Sommelière ofrece una gran variedad de vinotecas, todas ellas diseñadas para satisfacer necesidades específicas, es decir, dotadas de las tecnologías más apropiadas para:

  • La puesta en temperatura del vino: perfectas para tener al alcance de la mano botellas listas para degustar, siempre a la temperatura perfecta para no perder ni un ápice de las cualidades de los caldos.
  • El envejecimiento del vino: diseñadas específicamente para reposar las botellas y conservar las mejores añadas mientras aguarda la fecha de descorche, es decir, el año en que se recomienda tomar el vino para preservar los mejores aromas.
  • La puesta en temperatura y el envejecimiento en una misma vinoteca: algunos de nuestros modelos combinan la puesta en temperatura y el envejecimiento de los vinos. De hecho, nuestros modelos VIP acristalados, por poner solo un ejemplo, permiten regular la temperatura para que se distribuya automáticamente entre la parte superior e inferior de la vinoteca. Estas vinotecas, de "frío estático", producen aire frío y, puesto que el aire frío pesa más que el aire caliente, la estratificación se produce de manera natural. Huelga decir que la temperatura se mantiene siempre constante, una regla de oro para que el vino madure.

Todas nuestras vinotecas se dividen en distintas gamas:

  • En primer lugar, la gama Prestige (@), que se compone de vinotecas de fabricación europea, con estética contemporánea y acabados de alta gama. Su diseño vanguardista ofrece al cliente un equipamiento reforzado, una precisión milimétrica y clases energéticas eficientes. Conviene recordar que estas vinotecas pueden acondicionarse al gusto del cliente gracias a la gran variedad de accesorios VIP de fabricación francesa (cajones y cajas de madera, bandejas de presentación, etc.).
  • En segundo lugar, la gama Tradition (@), que ofrece vinotecas especialmente diseñadas para el envejecimiento del vino y la conservación de vinos de gran calidad. Aquí, las reglas de oro son una temperatura precisa, constante y homogénea, una humedad perfectamente controlada, un sistema de aireación para purificar constantemente el aire del interior de la vinoteca, protección de la luz y los rayos UV y ausencia total de vibraciones para no alterar el reposo del vino.
  • Por último, la gama Service (@), que es una solución óptima para guardar los vinos a la temperatura ideal en función del tipo de caldo. De hecho, los vinos tintos, blancos o rosados no se degustan a la misma temperatura, por lo que es imprescindible elegir bien la vinoteca en función del vino que se desea guardar. La Sommelière cuenta con varios modelos de vinotecas de servicio que son multizona, por lo que ofrecen la posibilidad de regular varios compartimentos con temperaturas diferentes. La solución perfecta para conservar y tener al alcance de la mano dos tipos de vino en una misma vinoteca.
  • Por su parte, la gama profesional (@) propone vinotecas estéticas, con seguridad, robustas y fiables que ayudan a destacar las botellas en restaurantes, bares de vinos y comercios. En 2018 presentamos una nueva gama para guardar las botellas a lo ancho, con las etiquetas mirando hacia el consumidor: un gran ahorro de tiempo, por ejemplo, para los camareros de los restaurantes cuando desean identificar fácilmente la bodega, la variedad o la cosecha.